¿Afectado por el cierre de una clínica Dorsia en España?

En los últimos años, Dorsia se ha convertido en uno de los principales proveedores de cirugía y tratamientos estéticos en España. Con una reputación de excelencia tanto en el tratamiento clínico como en la atención al paciente, Dorsia ha atendido a innumerables residentes españoles. Sin embargo, para los pacientes que dependían de Dorsia para cirugía o tratamiento, la noticia de una clausura puede tener importantes repercusiones para su salud y bienestar.

Es comprensible que los pacientes de Dorsia que ahora se ven afectados por el cierre de la clínica puedan tener diversas preguntas e inquietudes. En este artículo, daremos una visión general de la situación y ofreceremos algunas orientaciones para quienes se pregunten cuáles son sus opciones.

¿Qué ha pasado con Dorsia?

En octubre de 2021 se anunció que la clínica Dorsia suspende los tratamientos en dos de sus tres sedes de Barcelona como consecuencia de una crisis financiera. Ahora les toca el turno a los centros de Badalona y Manresa.

¿Cómo afecta el cierre de Dorsia a los pacientes?

Para los pacientes que ya tenían concertadas consultas u operaciones en estas clínicas, el primer paso es ponerse en contacto con Dorsia para saber cuáles serán los siguientes pasos. Además, algunos clientes que ya habían pagado los tratamientos pueden preguntarse cómo pueden obtener un reembolso, lo que explicaremos a continuación.

¿Qué debes hacer si te has visto afectado por el cierre de Dorsia?

Ante la situación actual, los pacientes afectados por el cierre de Dorsia deben seguir los siguientes pasos.

  1. Recolectar y archivar toda la documentación disponible que respalde la conexión con la clínica, desde material publicitario y folletos hasta contratos, facturas y presupuestos.
  2. Presentar una queja por escrito a la clínica, dejando constancia clara de que el contrato no se ha cumplido y solicitando la terminación del tratamiento. Al mismo tiempo, exigir la entrega de toda la documentación pertinente, incluyendo una copia del historial médico. En el caso de que la clínica esté cerrada, dirigirse a la dirección registrada en su página web y en el Registro Mercantil.
  3. Interponer reclamaciones ante los Servicios de Consumo por los posibles daños que el cierre haya causado, como la no finalización del tratamiento o la pérdida del dinero adelantado.
  4. Y el que suele ser el más importante de todos. En caso de haber solicitado un crédito vinculado al contrato de servicio con la clínica o centro, enviar una comunicación escrita de forma fehaciente al departamento o servicio de atención al cliente de la entidad financiera donde se obtuvo el crédito. Tienes derecho a solicitar la anulación del crédito debido a la falta de prestación del servicio acordado. Si la entidad no responde en dos meses o la respuesta no es satisfactoria, hay que presentar una demanda en el juzgado correspondiente.

El cierre de la clínica Dorsia ha provocado que varios pacientes que ya habían iniciado su tratamiento, se vean sin dinero y sin el servicio contratado, pero hay formas de solventar la situación. Si este es tu caso, ponte en contacto con nosotros sin compromiso. Estaremos encantados de ayudarte.

Abogado especializado en Derecho Concursal y Bancario. Administrador Concursal en Paunero & Jerónimo Abogados | Web | + posts

Graduado en Derecho en la facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Carlos III de Madrid, actualmente abogado colegiado del Ilustre Colegio de abogados de Madrid y administrador concursal.

Socio fundador de Paunero & Jerónimo Abogados , donde ha desarrollado su trayectoria profesional asesorando tanto a personas físicas como jurídicas a buscar la mejor solución para resolver su situación de insolvencia.

Hasta la actualidad miles de personas han sido asesoradas por este letrado para ver canceladas o restructuradas sus deudas en aplicación de la ley de segunda oportunidad y otros recursos que nos ofrece la legislación concursal.