Cómo cancelar las deudas con la Seguridad Social

¿QUÉ OCURRE CON LA DEUDA DE SEGURIDAD SOCIAL EN LA LEY DE SEGUNDA OPORTUNIDAD?

Como sabemos, la ley de segunda oportunidad permite a personas físicas acceder a un proceso que culmina con la cancelación de las deudas. Si bien, existen ciertas limitaciones cuando se trata de deuda pública.

Anular deuda seguridad social

La última reforma de la ley de segunda oportunidad permite cancelar o anular las deudas con la seguridad social, pero con un límite de 10.000 euros.
Este límite viene fijado en el 489.1.5º del TRLC, que determina lo siguiente:
“5.º Las deudas por créditos de Derecho público. No obstante, las deudas para cuya gestión recaudatoria resulte competente la Agencia Estatal de Administración Tributaria podrán exonerarse hasta el importe máximo de diez mil euros por deudor; para los primeros cinco mil euros de deuda la exoneración será integra, y a partir de esta cifra la exoneración alcanzará el cincuenta por ciento de la deuda hasta el máximo indicado. Asimismo, las deudas por créditos en seguridad social podrán exonerarse por el mismo importe y en las mismas condiciones. El importe exonerado, hasta el citado límite, se aplicará en orden inverso al de prelación legalmente establecido en esta ley y, dentro de cada clase, en función de su antigüedad.”

Pues tanto, es posible condonar deuda con la seguridad social, pero con los límites que nos marca la normativa:

  • Los primeros 5.000 € íntegros.
  • El 50 % de la deuda restante (con máximo de 10.000,00 €).

Anular deuda con agencia tributaria

¿Este límite aplica a todas las deudas de derecho público?

Este límite aplica a las deudas con la seguridad social, y existen otros 10.000 € de límite para condonar la deuda con agencia tributaria.
Ambas cantidades son acumulables, es decir, podemos cancelar 10.000 de deuda con seguridad social y 10.000 € de deuda con la agencia tributaria.

Deuda seguridad social insolvente

¿Es necesario ser insolvente para cancelar la deuda con seguridad social?

Sí. Es necesario ser insolvente y acudir al proceso de segunda oportunidad. Este proceso es un concurso de acreedores, cuyo principal requisito es ser insolvente. Por tanto, si no estás en situación de insolvencia y tienes patrimonio para pagar tus obligaciones y deudas, no podrás beneficiarte de este mecanismo.

No puedes cancelar las deudas si provienen de sanciones muy graves.

¿Pueden cancelarse siempre las deudas con seguridad social?

La ley de segunda oportunidad permite cancelar 10.000 € de deuda con hacienda y seguridad social, siempre y cuando no sean sanciones calificadas como muy graves.
En caso de tener sanciones de este tipo, será estrictamente necesario pagarlas antes de acudir a la ley de segunda oportunidad. De lo contrario, el procedimiento será en vano, pues no se exonera deuda alguna si existen este tipo de deudas que provienen de sanciones muy graves.

Nuestro despacho siempre realiza un estudio previo para verificar que no existe deuda con entidades públicas. De existir deuda, revisaremos el origen para comprobar que no hay sanciones muy graves, además de aclarar al cliente que cantidades serán exoneradas de acuerdo a los límites que hemos comentado a lo largo de este post.

Si tienes deudas con seguridad social o agencia tributaria, puedes ponerte en contacto con nosotros y analizaremos tu caso sin compromiso.

Administrador concursal y abogado colegiado del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid. en Paunero & Jerónimo Abogados | Web | + posts

Administrador concursal y abogado colegiado del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.

Graduado en Derecho en la facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de Toledo, donde completó el máster de acceso a la profesión de abogado.

Empezó su carrera profesional en un despacho especializado en derecho civil y de familia en Toledo. Más adelante, accedió como letrado director a una empresa madrileña del sector inmobiliario, donde más adelante pasó a formar parte del área concursal, asesorando a empresas en situación sobreendeudamiento.

Con la publicación de la reforma de la ley concursal, se especializó en la aplicación de la Ley de Segunda Oportunidad a favor de las personas físicas en situación de insolvencia, cuya labor principal era conseguir la exoneración del pasivo insatisfecho de las personas físicas sobreendeudadas.