¿CÓMO DECIDIR SI LA LEY DE SEGUNDA OPORTUNIDAD ES LA OPCIÓN MÁS OPTIMA PARA RESOLVER MIS PROBLEMAS DE INSOLVENCIA?

Como explicamos en varios artículos, la ley de segunda oportunidad es una herramienta muy útil para solucionar problemas de sobrendeudamiento, sin embargo, es importante analizar al detalle la situación concreta de cada cliente, pues este procedimiento, en el caso de no haber podido alcanzar un acuerdo extrajudicial de pagos, y salvo contadas excepciones como en el de algunas viviendas hipotecadas, implica la liquidación completa del patrimonio del concursado, lo que en numerosas ocasiones, suele ser un sacrificio importante para el cliente.

Dicho lo anterior, se debe realizar un análisis del tipo de deudas que afectan al cliente, prestando especial atención a la existencia de contratos que puedan declararse nulos por aplicar intereses usurarios o por existir una falta de trasparencia. Posteriormente, habrá que determinar si el valor del patrimonio del cliente, supera o no el importe total del pasivo que le afecta (deudas), pues en caso contrario, habrá que valorar el riesgo de utilizar este procedimiento, por la inherente posibilidad de perder su patrimonio.

Desde nuestro despacho, realizamos un análisis exhaustivo de todos estos extremos, para facilitar al cliente la mejor solución para solucionar su problema, ya sea la ley de segunda oportunidad, o la negociación individualizada con los acreedores.