Juicio Monitorio – proceso y duración

El juicio monitorio, también conocido como procedimiento monitorio, es un proceso legal simplificado que sirve para reclamar cantidades de dinero. El juicio monitorio es un procedimiento legal que permite reclamar deudas de manera ágil y eficiente, sin necesidad de un juicio ordinario más largo y complejo.

¿Qué es un Juicio Monitorio y cómo funciona?

El Juicio Monitorio es un concepto jurídico español diseñado para ayudar a los acreedores a recuperar las deudas que les debe un deudor. Se utiliza cuando tienes una reclamación con un soporte documental por una suma de dinero concreta (como un contrato de préstamo o una factura).

El juicio monitorio puede iniciarlo el acreedor presentando una reclamación ante el juzgado del domicilio del deudor. La demanda debe incluir el importe de la deuda y las pruebas de la misma con documentación como facturas, contratos, recibos y otros comprobantes. A continuación, se notifica al deudor la reclamación y se le concede un plazo de 20 días hábiles para que se oponga o pague la deuda que le corresponde.

Transcurrido este plazo, el juzgado valorará si las objeciones son o no fundadas y si el deudor sigue sin pagar.

  • Si el tribunal considera que la demanda está bien fundamentada, dictará una orden de ejecución.
  • Si el tribunal, con base en la oposición del deudor, considera que no sebe el dinero por cualquier motivo (deuda prescrita, no se acredita el importe pendiente, etc…) absolverá el demandado.

¿Cómo se notifica un juicio monitorio?

La notificación se hace siempre de forma personal al deudor. Un funcionario de justicia acudirá al domicilio del demandado, donde le entregarán personalmente la demanda y documentos que la acompañan, momento en que empieza el plazo de 20 días para contestar.

Ventajas e inconvenientes del juicio monitorio

El juicio monitorio tiene varias ventajas, siendo las más significativas la rapidez y el coste. El juicio monitorio es mucho más rápido y barato que otros procedimientos de cobro, como un juicio civil ordinario o un procedimiento ejecutivo. También tiene la ventaja de ser un proceso legal simplificado y sencillo, que resulta fácilmente accesible para los acreedores incluso si no tienen representación legal.

La principal desventaja del juicio monitorio es que es limitado. Sólo puede utilizarse para recuperar sumas de dinero concretas y no permite al acreedor solicitar indemnizaciones y costas adicionales, ni emprender otras acciones legales. Esto significa que si el deudor impugna el importe de la deuda, o si el tribunal decide que las objeciones a la reclamación son fundadas, el acreedor tendrá que interponer una demanda separada para recuperar la deuda.

Duración del Juicio Monitorio. ¿Cuánto tarda en salir un juicio monitorio?

La duración del juicio monitorio puede variar dependiendo de diversos factores, como la carga de trabajo del tribunal, la complejidad del caso y la diligencia de las partes involucradas. Sin embargo, en términos generales, el juicio monitorio tiende a ser un proceso más rápido que un juicio ordinario, ya que no requiere una fase de audiencia previa y se resuelve principalmente en base a la documentación aportada por las partes.

En muchos casos, el juicio monitorio puede resolverse en cuestión meses, plazos que son más reducidos si el deudor no presenta oposición y el tribunal puede dictar un auto reconociendo la deuda de manera rápida (3/4 meses). Sin embargo, si el deudor presenta oposición o si el caso es particularmente complejo, el proceso puede alargarse (10/12 meses).

El juicio monitorio es una herramienta poderosa para que los acreedores recuperen las deudas que se les deben. Se trata de un proceso judicial simplificado, barato y práctico que puede utilizarse para recuperar sumas concretas de dinero de deudores situados tanto en España como en otros países.

Si estás pensando en utilizar el juicio monitorio para recuperar una deuda, asegúrate de seguir los pasos necesarios para presentar la reclamación y reúne todas las pruebas de la deuda.

Nuestro despacho, está especializado en reclamaciones de deudas, por lo que, si has recibido una demanda de procedimiento monitorio, debes saber que existen muchas causas de oposición que deben plantearse en el plazo que el juzgado facilita.

Una buena defensa normalmente supone que no el consumidor no tenga que pagar cantidad alguna, ya sea porque la deuda está prescrita, porque no se acompaña la documentación necesaria o otros muchos motivos que existen en derecho.

Confía en nosotros.

Abogado especializado en Derecho Concursal y Bancario. Administrador Concursal en Paunero & Jerónimo Abogados | Web | + posts

Graduado en Derecho en la facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Carlos III de Madrid, actualmente abogado colegiado del Ilustre Colegio de abogados de Madrid y administrador concursal.

Socio fundador de Paunero & Jerónimo Abogados , donde ha desarrollado su trayectoria profesional asesorando tanto a personas físicas como jurídicas a buscar la mejor solución para resolver su situación de insolvencia.

Hasta la actualidad miles de personas han sido asesoradas por este letrado para ver canceladas o restructuradas sus deudas en aplicación de la ley de segunda oportunidad y otros recursos que nos ofrece la legislación concursal.