Concurso de Acreedores Exprés

Cada vez más la gente empieza a familiarizarse con el concepto “concurso de acreedores”.

De una forma muy escueta podemos decir que un concurso de acreedores es un procedimiento judicial pensado para personas (personas jurídicas y también físicas) que se encuentran en una situación de insolvencia y que no pueden o previsiblemente no podrán, hacer frente a sus obligaciones de pago.

Concurso de Acreedores

Los concursos de acreedores son procedimientos judiciales que se estructuran en diferentes fases, que deben ser tramitadas antes de concluir el concurso, lo que puede implicar en muchos casos, que estos procesos se demoren años en los juzgados.

En este artículo queremos hablaros de una alternativa que no todo el mundo conoce, y que puede solucionar el problema que tenemos con nuestra empresa insolvente en pocos meses.

Concurso de acreedores exprés

Hablamos del llamado concurso de acreedores exprés.

Este concepto hace referencia a concursos de acreedores en los que al no existir masa (bienes que liquidar), en la misma resolución en la que el juez declara a la empresa en concurso, procede a concluir el mismo, lo que ahorra muchísimo tiempo, toda vez que prescinde de todas esas fases de las que habíamos hablado antes.

Esta es una alternativa muy atractiva para empresarios que quieren solucionar un problema de insolvencia en su empresa sin activo, ya que, en cuestión de meses, habrá dado carpetazo a ese quebradero de cabeza, sin el miedo a que puedan derivársele en un futuro las deudas de la mercantil que administraba.

Si tienes dudas, consúltanos  o llamanos  al T.  663 343 458  sin compromiso,estaremos encantados de ayudarte.

Tanto si es autónomo como particular, si se encuentra en una situación en la que resulta imposible hacer frente al pago de sus deudas, en Paunero&jeronimo Abogados somos especialistas en casos de cancelación de deudas para empresas, particulares y autónomos.

Tambien puede interesarte :  Anulacion de creditos y microcreditos así como  la aplicación de la ley de segunda oportunidad.

 

 

Derivación de responsabilidad al administrador por deudas con Hacienda

Derivación  de responsabilidad al administrador por deudas con hacienda.

Existe un problema bastante extendido entre los empresarios cuando estos se ven afectos por una serie de deudas que fueron contraídas por la sociedad que administraban, lo cual puede ocurrir como consecuencia de un procedimiento de derivación  de responsabilidad al administrador por deudas a hacienda,. Esto ocurre muy habitualmente con las deudas de la Seguridad Social y de Hacienda.

En lo que respecta a Hacienda, para que proceda la derivación de responsabilidad (subsidiaria) a los administradores sociales, es necesario que se cumplan una serie de requisitos, los cuales se determinan el artículo 43. 1. a) y b) de la Ley General Tributaria.

Requisitos para que se proceda a la Derivación al administrador por deudas con hacienda

El apartado a) se basa en el acaecimiento de infracciones tributarias que abren la vía a esta derivación de responsabilidad al administrador social.

Sin embargo, en lo que respecta al apartado b) determina la posibilidad de derivar esta responsabilidad tributaria a los administradores cuando concurran otras circunstancias sin necesidad de que existan esas infracciones, siendo por tanto el más utilizado por la administración tributaria.

Estos requisitos son los siguientes:

  1. Que existan obligaciones tributarias pendientes de pago de la mercantil.
  2. Que la actividad empresarial haya cesado.
  3. Que el/los administradores sociales hayan incumplido las obligaciones impuestas por la legislación mercantil.
  4. Que la mercantil haya sido declarada fallida como deudora principal (requisito común en ambos apartados a) y b).

En cuanto al requisito nº3, que quizás sea el que genera más dudas.

Explicar que, a fin de cuentas, la normativa mercantil (367.1 de la Ley de Sociedades de Capital) exige al administrador actuar de forma diligente, lo que se traduce en haber llevado a cabo las actuaciones necesarias para poder atender al pago de estas deudas. Esto implica que, si una sociedad incurre en una causa de disolución, el administrador debe, bien promover la misma a los efectos de no seguir devengando deudas, o en su caso, promover un procedimiento de concurso de acreedores.

Dicho lo anterior, y como conclusión, nuestro ordenamiento jurídico en lo que respecta a este tema, penaliza que una sociedad se mantenga en un estado de inactividad ante la pasividad del administrador, pues dicha situación, desemboca en la generación de deudas innecesarias que podrían haberse evitado si se hubiera actuado con la diligencia debida.

Finalmente, por su estrecha relación con lo que acabamos de comentar, merece la pena hablar del artículo 42 de la ley general tributaria, que en muchas ocasiones utiliza la Agencia Tributaria para la derivación  de responsabilidad de la empresa deudora.

Derivar la responsabilidad tributaria de la mercantil al administrador de forma solidaria. En este caso, deben cumplirse unos requisitos mucho mas estrictos que en lo que respecta al artículo 43.

El objetivo del procedimiento en este caso es conseguir que el administrador responda de forma solidaria de las obligaciones de la mercantil, y no de forma subsidiaria como ocurría con el artículo 43 LGT. Por lo tanto, aunque la administración en muchos casos inicie este procedimiento de forma inadecuada, hay que tener muy presente, que el mismo será impugnable siempre que no exista dolo, es decir, la convicción por parte del administrador de que se esta llevando acabo esta conducta.

En caso de no concurrir este requisito, lo procedente sería utilizar la vía del artículo 43 LGT.

Explicado lo anterior, es importante destacar, que no está todo perdido para el administrador al que le han derivado la responsabilidad tributaria de la mercantil que administraba pues, tendrá a su alcance la posibilidad de exonerarse de esas deudas mediante la aplicación de la ley de la segunda oportunidad.

Nulidad de Tarjeta Revolving, nuevo caso de éxito

La nulidad de tarjeta revolving emitida por Wizink Bank, en favor de nuestro cliente es un nuevo caso de éxito de Paunero&Jerónimo Abogados.

Nulidad de tarjeta Revolting emitida por el Wizink Bank

Un juzgado de Madrid condena a Wizink Bank a devolver a nuestro cliente todos los intereses pagados durante la vigencia del contrato, al haber aplicado unos intereses desorbitados que suponen la nulidad del préstamo.

En este supuesto, el juzgado de primera instancia de Madrid ha resuelto que resulta procedente la declaración de nulidad del contrato de préstamo debatido (nulidad de tarjeta revolving) dado el carácter usurero y/o leonino del interés remuneratorio pactado contractualmente a través del mismo. Por lo tanto, se condena a la entidad a devolver a nuestro cliente todas aquéllas sumas dinerarias que excedan del total del capital prestado.

La sentencia estima nuestra solicitud, teniendo en cuenta que el interés remuneratorio pactado en el contrato de préstamo litigioso o tarjeta de crédito “revolving” quedaba fijado en un 26,82% TAE, habiendo resultado igualmente evidenciado que durante la vigencia del referido contrato de préstamo siempre se aplicó a las operaciones de crédito efectuadas por la parte actora dicho tipo de interés remuneratorio del 26,82%.

A efectos de la usura enjuiciada, de “interés notablemente superior al normal del dinero” puede calificarse el tipo de interés remuneratorio litigioso si se tiene en cuenta que el mismo resultó fijado contractualmente en un 26,82% TAE, pues se trata de un tipo de interés considerablemente superior al tipo del 20% TAE que de hecho ya la propia STS de fecha 4/3/20 cataloga como muy elevado para este tipo de operaciones crediticias “revolving” y que, por lo demás, también supera con creces los tipos medios de interés publicados estadísticamente por el Banco de España para este tipo de operaciones crediticias desde el año 2010.  Con  anterioridad a dicho año no constan publicaciones específicas para este tipo de operaciones crediticias bajo índices como TDER o TAE, incluyéndose estadísticamente sus tipos de interés dentro del cuadro de los tipos de interés aplicables a los créditos de consumo.

Declarada la nulidad de tarjeta revolving

El juzgado acuerda que únicamente debe reintegrarse el capital prestado a la entidad prestamista. Como es habitual en estos casos, nuestro cliente, durante la vigencia del contrato, ha devuelto una cantidad considerablemente superior al principal prestado teniendo en cuenta el tipo de interés, lo que supone que Wizink tiene que devolver a nuestro cliente los más de diez mil euros pagados en exceso del importe prestado.

A efectos ilustrativos, acompañamos el “FALLO DE LA SENTENCIA”:

 Si tienes deudas consúltanos sin compromiso T. 663 343 45 , Paunero&Jerónimo Abogados, expecialistas en ley de Segunda Oportunidad , nulidad de tarjeta revolving y creditos abusivos. 

Abrir chat